INTRODUCCIÓN

Anteriormente hemos realizado algoritmos en los que las instrucciones se ejecutaban una tras otra, es decir, 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, …, nª. A estos programas se les llama programa con flujo secuencial, en la figura nº 1 se muestra su esquema.
1.jpg
Existen una serie de sen­tencias que permiten alterar el orden secuencial de ejecución. Se denominan sentencias de control y pueden ser de diversos tipos: de repetición, de salto y de selección. Estas últimas son las que vamos a estudiar ahora.

Una sentencia de selección permite ejecutar unas u otras instrucciones, en función de que ocurra una condición determinada. Un ejemplo podría ser un programa, en el cual si se cumple la condición de que (a > 4) entonces ejecuta las instrucciones 1ª,2ª,3ª,4ª,5ª y 6ª y si cumple la condición de que (a < 4) entonces se ejecutan las instrucciones 1ª,2ª,3ª,7ª,8ª y 9ª.
Para comprender las sentencias de selección, antes hay que comprender perfectamente qué es una condición: una o varias expresiones cuyo resultado puede ser verdadero o falso. A las expresiones que están dentro de la condición se las suele denominar expresiones lógicas.

En algunos casos las expresiones lógicas se escriben de la misma manera que expresiones numéricas o expresiones de caracte­res; para distinguirlas, las expresiones lógicas las expresaremos entre dos paréntesis:
  • a=5 sería una expresión numérica.
  • (a=5) sería una expresión lógica.
  • nom="Heavy" sería una expresión de caracteres.
  • (nom="Heavy") sería una expresión lógica.

Para evaluar una expresión lógica se recomienda planteársela como una interrogación:
  • (a=5)¿es a=5?
  • (nom="Heavy")¿es nom = "Heavy"?

La figura nº 2 resume el proceso de evaluación de las expresiones lógicas.
2.jpg